logo AGL

Ante la cita electoral europea, AGL se suma al manifiesto "Garantizar una transición energética justa en todas partes y para todos"

04/06/24

AGL
DSESCARBONIZACION
LIQUIDGASEUROPE

El sector recomienda que en, la próxima legislatura, se adopte un enfoque tecnológicamente neutro para lograr una transición energética que no deje a nadie atrás.

union-europea-agl-gas-licuado-20240604110520.jpg

La Unión Europea se ha fijado la ambiciosa tarea de lograr la neutralidad climática para 2050, con los objetivos intermedios de una reducción de emisiones del 55% para 2030 y el objetivo de reducción de emisiones del 90% propuesto recientemente para 2040. La industria del gas licuado tiene el firme compromiso de contribuir a alcanzar estos objetivos, así como la transición hacia las energías renovables, y pide que se deje de lado la visión de túnel, que corre el riesgo de cegar nuestros esfuerzos de descarbonización. La alternativa viable, afirman, es adoptar un enfoque tecnológicamente neutro, que cuente con todas las tecnologías disponibles para lograr la transición energética sin dejar a nadie atrás. Por eso, desde la Asociación Gas Licuado (AGL) nos hacemos eco de las palabras de nuestro homólogo europeo en Bruselas, Liquid Gas Europe, quien acaba de compartir los ocho pilares necesarios para hacer posible una transición energética justa, detallando las medidas y demandas del sector en el manifiesto “Garantizar una transición energética justa en todas partes para todos”.

Pilar I, gases líquidos renovables: apoyo al despliegue en toda la UE de gases líquidos renovables

La industria del gas licuado se ha comprometido a garantizar que, para 2050, la demanda de gas licuado pueda abastecerse en su totalidad con gases licuados renovables, como el BioGLP (biopropano/ biobutano) y el rDME (dimetiléter) renovable y de carbono reciclado. Para cumplir un objetivo tan ambicioso, se necesitará un entorno legislativo sólido y propicio que potencie la producción, distribución y uso de gases licuados renovables.

gas-renovable-agl-20240604110520.jpg

Pilar II, calefacción: prioridad a una transición justa para las zonas rurales

radiador_agl-20240604110520.jpg

Las necesidades específicas de las zonas rurales son a menudo pasadas por alto por los gobiernos, que tienden a centrarse en las necesidades urbanas y suburbanas. La electrificación total no es la panacea para todos los hogares y pequeñas empresas, y la alternativa que ofrece el gas licuado renovable es una solución más pragmática y asequible que no debe pasarse por alto.

Pilar III, transporte: impulsar la descarbonización sostenible

El gas licuado en el transporte (conocido como autogás) es el combustible elegido por más de 8,5 millones de vehículos en la UE hoy en día, lo que lo convierte en el combustible alternativo número uno en la UE. Europa cuenta con una sólida base de fabricación de vehículos de autogás nuevos y adaptados, que contribuirán cada vez más con la descarbonización del transporte a medida que estos se abastezcan, cada vez más, con gases licuados renovables.

transporte-agl-20240604110520.jpg

Pilar IV, industria: creación de un sector industrial versátil y competitivo

industria-agl-20240604110520.jpg

Los gases licuados forman parte hoy en día de industrias que consumen mucha energía, como la siderurgia, la cerámica y la producción textil. Los agricultores de toda Europa dependen de los gases licuados para seguir creciendo. Muchos de estos sectores no se podrán descarbonizar mediante el hidrógeno u otros gases sintéticos renovables por no estar disponibles. En este contexto, el gas licuado renovable juega un papel importante.

Pilar V, competitividad sostenible: garantizar la seguridad y la sostenibilidad energéticas sin dejar de ser competitivos

El sector de los gases licuados dispone de una infraestructura de producción y distribución bien establecida y de gran alcance, que debe aprovecharse para que la Unión Europea siga siendo competitiva en la transición energética. Los gases licuados renovables también pueden contribuir a alcanzar los objetivos para reducir la dependencia de las importaciones de energía de terceros países y asegurar la infraestructura energética europea.
sostenibilidad-agl-20240604110520.jpg

Pilar VI, más allá de fit for 55: perseguir el camino hacia 2050

fit-for-55-gas-licuado-20240604112401.jpg

La Comisión Europea ha fijado objetivos para lograr una reducción de las emisiones del 90% de aquí a 2040. Por lo tanto, el sector europeo del gas licuado se asegurará de seguir siendo una parte interesada clave en el proceso, posicionando los gases licuados renovables como una fuente de energía fundamental para alcanzar los objetivos climáticos de 2040.

Pilar VII, asequibilidad y precio del carbono: hacer que la transición energética sea asequible para todos

La asequibilidad de las energías renovables seguirá siendo un factor disuasorio para los consumidores. Los gases licuados renovables serán una fuente de energía asequible que calentará a las comunidades sin conexión a la red en 2050, pero sólo si la legislación no favorece a determinadas tecnologías en detrimento de otras.

asequible-agl-gas-licuado-20240604110520.jpg

Pilar VIII, regiones ultraperiféricas e islas: reconocer y apoyar la situación energética específica de las regiones ultraperiféricas y las islas de Europa

gas-licuado-isla-20240604110520.jpg

Las regiones ultraperiféricas de la UE están geográficamente aisladas y son pequeñas, por lo que se enfrentan a costes adicionales y altos niveles de subempleo y riesgo de pobreza energética. En total, hay 2.200 islas europeas habitadas. No hay que olvidar la necesidad de ayudar a estas regiones a alejarse de los combustibles fósiles importados y acercarse a los gases licuados renovables.